viernes, 3 de diciembre de 2010

Amores líquidos

Amores líquidos, no sólidos, sino líquidos. Fluidos, que se derraman, que se difunden, se mezclan y se extienden. Pero no se confunden, se enriquecen en el intercambio. No sólidos, no rígidos e inflexibles, no exclusivos ni alienantes. Amores elaborados para navegar en mar abierto, sin temores de tormenta, seguros de las velas bien orientadas al puerto de destino, seguros de lo aprendido en muchos viajes. El destino solo alcanzado en parte, al que siempre le falta otra parte, la más deseada, la que colmará el anhelo. Imposible, el anhelo es anhelar. Nunca se está completo en la dimensión del deseo: es el que sopla el aire que infla las velas, el que encuentra el faro que ilumina la oscuridad, el que pertrecha para atravesar el temporal sin arredrarse ni acobardarse, el que hace eclosionar el goce. Es el que quiere más.
            No amores esquivos, miedosos o paralíticos, sino decididos y generosos. No amores cansados o plañideros, sino trabajadores, divertidos. No amores envidiosos instalados en las tinieblas, sino brillantes, que miren hacia arriba para contemplar de día el vuelo de los pájaros y de noche el deambular de las estrellas. No amores enlutados, sino coloridos, florecientes.
            No amores delirantes, sino deseantes y líquidos.

9 comentarios:

  1. Lo he vuelto a leer, he vuelto a cerrar los ojos, y he vuelto a oir música ¿te lo puedes re-creer? y van dos veces!!!!. Es como la buena música: disfrutas cuanto más veces la escuchas. Y cada vez que la escuchas encuentras una nota, un matiz diferente: es el juego de los sentidos. Enhorabuena Angeles. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Noto que alguna está abandonando la seguridad que proporciona escribir con los pies bien pegados al suelo y aventurandose a caminar entre nubes y fluídos?
    Es una transformación, la pupa que se convierte en crisálida, el principio de un salto, y eso creo que engancha... No sé si libera adrenalina, endorfinas o pamplinas (doctores tiene la Iglesia que os sabrán responder), pero creo que una vez que eres capaz de atravesar el espejo y mirar mas allá de tú reflejo, cuesta mucho volver...
    El sueño de la razón produce monstruos, pero qué monstruos tan deliciosos!!!
    Doy la bienvenida a tu nuevo estilo, comienzas un viaje iniciático que no sabemos dónde llegará, pero de vez en cuando pisa el asfalto de los viles mortales y revuélcate con nosotros en un embarrado de papas y vino...

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Patricia.
    Miguel, no puedes imaginarte el placer que me produce que sientas "como la buena música" lo que he escrito, es para "ennirvanarse".
    Adolfo, muchas gracias por tu apreciación, realmente creo que me ha llegado el momento de volar, sin miedo a las incertidumbres del viento. Seguiré bajando a repostar los jueves, no lo dudes.
    Besos a todos

    ResponderEliminar
  4. Hola!, te escribo para decirte que en mi blog estoy organizando un concurso en el que puedes ganar HERMOSA OSCURIDAD de Kami García y Margaret Stohl, pásate si quieres participar ^^

    http://www.labibliotecadelamorgue.com/2010/11/primer-concurso-del-blog.html

    Besos de letras con Tinta (^_^)

    ResponderEliminar
  5. Qué hermosura de texto! Sumerjámonos en esos amores líquidos y vivamos. Magnífico.

    ResponderEliminar
  6. Amiga mía, ¡qué viraje de estilo! Me gusta.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Claudio. Virar, girar, la cuestión es no parar. Probar, mezclar, intuir, imaginar... en esas estoy.
    Besos

    ResponderEliminar