jueves, 16 de diciembre de 2010

Palabras

Las palabras, fronteras que el viento hace y deshace, que estructura y desintegra, que arma y desarma con apariencia caprichosa. Palabras cálidas o frías, como el aire, a veces calmo y otras tormentoso. Palabras voladoras, viajeras curiosas, inestables, juguetonas. Palabras que piden más palabras, sedientas de combinaciones insaciables, infinitas, siempre incompletas de promesas mentirosas. Las palabras se las lleva el viento, sí, las trasmite, no habría palabras sin viento y qué sería del viento sin palabras: sólo aire vagabundo. Palabras que escribimos con la fantasía de amansarlas, de poseerlas, pura ilusión: las palabras no se someten, no se tienen, brillan en el intercambio, fluyen emancipadas al expresarse. La escritura traspasa el espacio y el tiempo, nos acerca a lugares lejanos, a tiempos remotos, inventados o increíbles. Las palabras nos acercan a los otros, o nos separan, la magia de lo humano.
                Yo aprendí a decir palabras, luego a escribirlas y a leerlas, así ingresé en el mundo, así me incorporé a la cultura, así se participa en este artificio ilustrado del saber: combinando palabras. Sin palabras las fronteras de lo humano se desdibujan y se alzan las otras: salvajes, irracionales, represoras, involutivas, inhumanas.
                Hablar, escuchar, leer, escribir, regalar palabras. Si no, ¿cómo amar sin compartirlas?

6 comentarios:

  1. Tú también me acabas de alegrar el día con tu comentario.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Buenas fechas para regalar y para recibir. Regalar palabras, recibir palabras. Compartir las tuyas con las nuestras: las que leemos escritas por ti y las que escribimos para expresarte lo que nos haces sentir. Y los que tenemos la suerte de escucharlas a través de tu voz, somos aún más afortunados: Tus amigos. Un fuerte abrazo Ángeles.

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras también son un regalo, mis deseos para el año nuevo pasan por seguir compartiéndolas entre amigos de verdad. Soy afortunada porque sé seguro que se van a cumplir, se están cumpliendo. Por eso pido: el año que viene "más": conversaciones, escrituras... palabras compartidas.
    Felicidades anticipadas.

    ResponderEliminar
  4. Es estupendo que las palabras se las lleve el viento, para que circulen. Y que fluyan por la red, y de mano en mano en libros, panfletos y cuadernos. Y que se queden para siempre grabadas en las piedras. Y que nos toquen el corazón y la inteligencia, como tus palabras, Ángeles.
    Gracias por ellas, por estas y por las que vendrán.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  5. Una delicia leer tus palabras, Ana, seguiremos haciéndolas cirular para crear nuevas redes, redes en las que es un placer dejarse atrapar.
    Besos

    ResponderEliminar