martes, 4 de enero de 2011

El arte de regalar y fantasear: algo más que oro, incienso y mirra

Hace pocos días nos visitó Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás. Mañana por la noche vendrán Melchor, Gaspar y Baltasar. Los maestros del arte de regalar, del arte de fantasear. Porque regalar es un arte que hay que aprender y perfeccionar: fantasear en lo que aportará al otro lo ofrecido, imaginar el placer que le producirá lo que hemos elaborado para él. No importa el valor real del objeto, sino el valor de que lo invistamos al pensarlo, al buscarlo, al presentarlo. ¿Acaso alguien olvida aquel trazo imposible sobre el papel con que lo obsequió su hijo cuando todavía no atinaba a escribir? ¿Acaso alguien olvida el aro de latón que le dedicó en prenda su primer amor? ¿Acaso se olvida el beso del amado o el abrazo sentido del amigo que insisten en continuar cercanos? Regalos generosos, desinteresados, auténticos.
            A todos nos agradan los regalos: que piensen en nosotros al figurarse si su propuesta nos complacerá o incluso la incertidumbre de si entusiasmará la nuestra. El goce chispeante en los ojos del que anhela descubrir lo que esconde el envoltorio, y del que lo ha envuelto adivinando esa mirada intrigada. La dicha del regalo inesperado, de la caricia espontánea.
Aun así, algunas personas repiten que prefieren regalar a que les regalen, ¿y eso por qué? ¿Será porque se sienten incapaces de corresponder con el mismo desprendimiento? ¿Será porque no soportan comprobar que son incapaces de estar a la altura del amor que otros entregan alegremente? Pero esto, como todo, también se cultiva.
El arte de regalar se aprende amando, sin amor nada se puede dar de verdad.

11 comentarios:

  1. Lo que tu no sabes es que el regalo eres tu.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, mi querida Nievitas. Besos

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón llevas en "la magia del regalo", envuelto en mil capas de envoltorios: una de amor, otra de aprecio, otra de deseos, otra de cariño, otra, otra, otra,... y luego cubierto con un papel que guarda celosamente los secretos a los ojos de los demás. ¿Y cuando se abre?. Esa complicidad entre "el regalador" y "el regalado", que aunque rodeados de miradas, es un momento que sólo viven al 100% los dos protagonistas. Pero claro, si y solo si está hecho, como dices, con AMOR. Muy buen regalo de texto Ángeles. Se nota por tus palabras que sabes regalar y recibir regalos. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí es una de las cosas que más me gusta de la Navidad: hacer regalos. Regalar, al menos para mí, es pensar en la otra persona, si no lo hago así, no me salen. No quiere decir que siempre acierte, pero...

    ResponderEliminar
  5. Miguel, gracias a ti por tu regalo de palabras. Bs.
    Amando, acertarás seguro, con amor nunca se falla, lo dice tu nombre. Besos

    ResponderEliminar
  6. FELIZ TODO....CON Amor TODO SE APRENDE, TODO SE TIENE, TODO SE DA, TODO RESPLANDECE.....SIN AMOR,
    la prueba, mirad como va el mundo, la verdadera cris NO SE ve....Esta crisis, la nuestra,es la nuesta,la de Europa es otra, la del mundo es otra y los infames hablan de las otras en donde también estamos, PARA PALIAR LA NUESTRA....Los
    infames, para atraparnos mejor, arrasan cultura, arrasan tradiciondes, arrasan patritismo y
    BLASFEMAN......¡¡¡Y YA NO NOS VAMOS A ESCAPAR de lo que nos viene por "b o r r e g u i t o !!!
    ¿Muy fuerte? Es que ya soy muy viejo y sólo temo a ser cobarde o callar, lo que
    casi sin ver, veo....palpo...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ángeles Jiménez:Que bonito es regalar y tener la ilusión niño,sin malos rollos ni po-
    lítica,sin maldad inocente.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Creo que en español no puedo competir con los comentarios anteriores pero puedo decirte en francés "c'est fantastique, c'est formidable mon amie.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Francisco y Anónimos por sus comentarios.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pero qué tarde llego, por Dios!!!
    Todo un regalo este texto. Es excelente.
    Un abrazo bien grande

    ResponderEliminar
  11. Me gusta regalar y me gusta mucho que me regalen, a veces acierto y otras no, pero casi siempre aciertan conmigo creo que no es difícil .
    Pero estoy muy de acuerdo contigo.
    Un beso

    Angeles

    ResponderEliminar