martes, 24 de enero de 2012

Proyectos para enero


Un día de principios del año me levanté con la mente en blanco, no entendía qué me pasaba. Me preparé un café cargado, pero nada, no funcionó: blanco sobre blanco. Desayuné tostadas con mermelada, pero el azúcar tampoco cambió las cosas. Era extraño, no me solían fallar esos recursos en circunstancias similares, pensé que era porque tenía la mente completamente desenchufada. Entré en pánico.
            Se me ocurrió salir a la calle, esa calle tan fértil donde solía encontrar respuestas para todo, pero me asusté más cuando me percaté de que el verde de los árboles de la plaza amanecía desvaído, de que el rojo de las flores que adornaron la Navidad se veía desteñido, de que la soleada mañana de invierno se borraba neblinosa. Me mareé, tuve que sujetarme a una farola, me invadieron las náuseas que terminaron de enturbiarme el entendimiento. Volví a casa y vomité el vacío. Dormí durante horas.
            Al despertarme recordé el sueño: vagaba sin rumbo entre árboles caídos y plantas podridas, el cielo estaba oscuro, pero había luz suficiente para identificar el camino. Proyectos, esa fue la primera palabra que se me inscribió en la mente hueca, y luego otra, planes, y más, propósitos, y todavía más, deseos.
            Me levanté y me puse a trabajar, me di cuenta de que tenía mucho que hacer, mucho por emprender y por terminar, mucho que girar en este mundo esférico. Me di cuenta de que no se puede vivir sin proyectar, que eso no es vivir, que es vagar, o vaguear.
            ¿Se fijaron en qué bonito día ha hecho hoy? Bueno, es cierto, ha llovido, pero estamos en enero.

7 comentarios:

  1. Enero, renovación, propósitos, proyectos, realidades soñadas, sueños que hacer realidad, ilusión, trabajo, logros, vida, y vuelta a empezar, rueda sin fin, alimentando anhelos, cultivando deseos y recogiendo frutos. Esa lluvia de Enero nos hace crecer, pero solo a los que tienen el valor de salir a la calle y empaparse.

    ResponderEliminar
  2. Eso, mi querido amigo, hay que mojarse, ¿vamos?

    ResponderEliminar
  3. Ay, pero qué identificada me he sentido!!!
    Me encanta!!!!
    Te dejo, que me reclaman mis proyectos.

    ResponderEliminar
  4. Que el optimismo desplace al pesimismo. Nace un año nuevo, sí; nuevo no significa romper con lo anterior necesariamente, implica aportar cambios a lo conocido, y en algún momento se debe poner el punto de partida ¿en enero, tal vez?
    Saludos Cordiales.
    Rodrijul

    ResponderEliminar
  5. Gracias, mis queridos seguidores, efectivamente, no se trata del architópico "borrón y cuenta nueva", qué va, se trata de seguir sumando, incluso multiplicando en la cuenta de la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ángeles, yo tampoco sabía que tuvieras estos blogs. Me parecen francamente excepcionales, con un contenido que invita a la reflexión. Enhorabuena y que tus planes lleguen a buen puerto. Un abrazo. Salva

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Salva por pasearte por aquí, te espero en los próximos posts,
    Besos

    ResponderEliminar