martes, 24 de abril de 2012

Blanco y negro


Blanco, blanco, todo blanco sin matices. El blanco es peor que el negro porque el negro se puede aclarar si se consigue atrapar un rayo luminoso distraído, pero del blanco no se puede salir porque no es la luz capaz de imprimirle tonalidades. El negro es la angustia, el blanco la desesperanza.
            Aunque quizás la esperanza del blanco se la aporte el negro: negro sobre blanco escribe historias, trenza argumentos, desenlaza leyendas, aporta memorias. La mente en negro es pulsión de muerte, la mente en blanco es la locura del todo o nada, del infinito impensable. La locura es nada por quererlo todo sin límites. Se puede vivir al límite, pero no sin límites, lo humano es limitado, finito, mortal.
            Gregorio malvivía al margen, pero lo traspasó y ahora no puede vivir más allá, se ha quedado en blanco. Antes era la oscuridad opresiva, ahora es el vacío asfixiante. Suspendido en la ingravidez, no es posible desafiar las leyes de la física y transitar por este mundo porque los pasos no dejan huellas, y sin huellas tanto se podía haber pisado como no. Inquietante provocación a la mortalidad.
            El loco Gregorio se ha instalado en una cueva del barranco. Confinado eremita, se le ve sucio, casi desnudo debajo de restos de ropa en jirones, barbudo y desgreñado. Asalvajado y desculturalizado, la vida al natural es muy primitiva, es anormal sin normas. Sin páginas, se ha quedado sin narración, sin palabras, se ha quedado sin discurso. Blanco vacío levitando en el tiempo, sinviviendo irrescatable.

6 comentarios:

  1. Ángeles me ha encantado este texto, blanco y negro, noche y día, luz y oscuridad. El horizonte es blanco, la finitud es negra, el cero, el vacío, el abismo. Preciosos texto, preciosa narratividad, lirismo...Todos estamos locos , incluso el no estarlo es síntoma de locura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sin huellas tanto se podía haber pisado como no" buena frase que encierra todo el sentido del texto, viviendo del negro al blanco, viajando hasta la inlucidez. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios, qué bueno que les haya despertado esas reflexiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No es tan sencillo el relato; tiene una profundidad inmensa, y no es negra precisamente. Muy interesante.

    Rodrijul

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Rodrijul, estupendo hacerte pensar.
    Besos

    ResponderEliminar