martes, 19 de junio de 2012

Solo palabras


Palabras, palabras, si es que son solo palabras. Solo palabras, nada menos, las que ahogan cuando se atragantan, las que inundan cuando no se las consigue hilvanar a partir de una primera, cualquiera. Pero no cualquiera, una elegida que puede ser cualquiera pero no, hay que tomarse el trabajo de elegirla porque inaugura más trabajo, porque vaya usted a saber lo que inaugura. Porque hay que ser cuidadosos con lo que se nombra con ellas porque eso se construirá como por arte de magia, o como por intervención divina según la superstición. Palabras que solo pueden expresar deseos, deseos en pulsión de vida que pugnarán siempre por alejar la muerte hasta claudicar, siempre. Es una batalla desigual que sabemos perdida por adelantado, pero que hay que librar, ahí se juega la vida y la muerte, también se puede elegir. Pero no se puede elegir la muerte cuando ya se está muerto, eso es el sinvivir: respirar, vegetar, esperar, callar.
Callar para callarse a uno mismo, para no existir y así no poder morir, solo los vivos morimos, solo la vida se acaba, la muerte es eterna.
Las palabras comprometen, su expresión responsable nos elabora, nos independiza, nos permiten amar y que nos amen, nos incitan a trabajar, nos inducen a proyectar, nos impulsan a crear y a crearnos. Nada menos que de palabras se hace la vida. Nada menos que de palabras se construye el presente desde el futuro.
Solo palabras que pueden doler al parirlas pero que no queda otra: pares o revientas; o las pares o te parten; o las pronuncias o abandonas. Pero que no ahogan ni inundan, sino que alumbran. Vivir es el camino más largo hasta la muerte, ¡mejor vivir! Mejor hablar.

7 comentarios:

  1. Saludos Àngeles.

    Muy bueno el blog.

    Lessueste es un proyecto de revista literaria emprendido por jòvenes mexicanos. Somos un Grupo reducido y deseamos tener màs voces. Ser màs plurales. La lìnea es libre.

    Si te interesa participar, por favor, comunìcate con nosotros a lessueste@hotmail.com

    Esperamos tu colaboraciòn.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ángeles, me has tocado, impactado, provocado, desconcertado, entristecido, alegrado,... Sé que estas son solo son palabras, y además todas terminan igual.
    Pero tus "Solo palabras" son algo más. Son historias, deseos, miedos, esperanzas, decisiones.
    Me han encantado tus palabras. Hacen sentir, tus palabras.

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lessueste, me pasaré por ahí.
    Gracias, Petra, es un placer compartir palabras contigo, ¿solo palabras?
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Palabras que construyen muros, que forjan puertas, que a veces se abren y a veces se cierran. Pero hay que pintar en palabras lo que vemos y somos. Es la manera de exponernos al juicio, que es la mejor de las certezas para crearnos y ponernos en el mundo, buscar nuestro lugar. Los mudos son solo fantasmas. ¡Cuánto es de cierto, que hasta los mudos se esfuerzan por hablar! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Cierto, mi querido amigo, las palabras ponen límites, no se puede vivir en el infinito, el que abran o cierren es responsabilidad de cada uno, se elige. ¿Los mudos? Los hay, desde luego, ¿pero no es cierto que lo que son es sordos?
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. García Márquez (Cien años de soledad): "El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo".

    ResponderEliminar
  7. Es todo un halago que mi texto te sugiera palabras del Maestro.
    Gracias

    ResponderEliminar